lunes, 9 de enero de 2017

2º principio: UTILIZAR LA TEORÍA APROPIADA

Este es el segundo artículo de la traducción y comentarios de los PRINCIPIOS TEÓRICOS DEL APRENDIZAJE DE LA EQUITACIÓN propuestos por la International Society for Equitation SciencePincha aquí para leer la introducción, y aquí para acceder al artículo sobre el 1er principio.


¿Tu método de entrenamiento muestra el uso apropiado de la habituación, sensibilización, condicionamiento operante, modelado y condicionamiento clásico?

La habituación se reconoce cuando un animal deja de responder a acontecimientos y estímulos a medida que se van acostumbrando a ellos. Los caballos naturalmente tienen miedo de lo nuevo, de lo no familiar (neofobia), y pueden reaccionar a diferentes aspectos del estímulo, como el tamaño, la novedad, la proximidad o su aparición repentina. Los objetos que están en movimiento, sobre todo si es errático o se dirige hacia el animal, son difíciles de identificar para el caballo, incluso si dichos objetos le son familiares.
Varias técnicas de desensibilización se utilizan para alcanzar esta habituación, tales como la desensibilización sistemática, el enmascaramiento y la superposición de estímulos.

La sensibilización ocurre cuando la respuesta de un individuo aumenta, es decir, que gana en intensidad. Si un individuo está sometido a una serie de estímulos atractivos o aversivos, la sensibilización es la probabilidad de que responda más intensa o más rápidamente a estos estímulos cuando se presenten de nuevo

El condicionamiento operante es un aprendizaje basado en la recompensa y sus consecuencias. Se divide en cuatro subcategorías:
  1. Refuerzo positivo: consiste en la adición de algo que le guste al caballo para aumentar la aparición del comportamiento deseado.  Los reforzadores primarios pueden ser cualquier recurso que los caballos valoran de forma natural. Por ejemplo, alimento y caricias. Estos reforzadores deben aplicarse inmediatamente que  se da la respuesta deseada. Los reforzadores positivos secundarios tienen que estar vinculados a los primarios. A menudo toman la forma de estímulos auditivos, tales como un cliker o un sonido vocalizado coherente cuando la respuesta es la deseada.
  2. Refuerzo negativo: consiste en la eliminación de algo que el caballo quiere naturalmente evitar para aumentar la frecuencia de la aparición del comportamiento deseado: El refuerzo negativo puede y debe ser muy sutil. La presión motiva al caballo, pero es la liberación de esa presión lo que realmente refuerza la respuesta. La aplicación de una presión en las transiciones entre aires o dentro del mismo aire, reposa sobre la aplicación de una presión muy ligera (la orden que previene al caballo sobre el movimiento que debe hacer), seguida de una presión superior si hace falta, y retirar inmediatamente la presión una vez obtenida la respuesta deseada.
  3. El castigo positivo es la adición de un estímulo aversivo después de ocurrir un comportamiento no deseado, para reducir la probabilidad de que este comportamiento se repita. El castigo positivo ha de evitarse por las posibles consecuencias nefastas que puede tener para el bienestar del caballo. Si se utiliza debe estar perfectamente coordinado con la acción no deseada.
  4. El castigo negativo es la sustracción de alguna cosa que al caballo le gusta en cuanto aparece un comportamiento no deseado, a fin de que no se vuelva a repetir en el futuro. Si se retrasa, es ineficaz.

El modelado (Shaping) es el gradual paso a paso que construye el comportamiento. Cada paso debe diferir ligeramente del anterior, pero debe ser tan obvio como sea posible para que el caballo ensaye la respuesta correcta o deseada.

El condicionamiento clásico (pavloviano) utiliza señales para activar y provocar conductas. Debe ser programado con precisión exquisita para coincidir con el comienzo del comportamiento deseado.

IMPLICACIONES PARA EL BIENESTAR DEL CABALLO:  mal controlada, la utilización de la presión o el inconfort , puede tener serias consecuencias sobre el bienestar del caballo.

Muy pronto los comentarios...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada