martes, 21 de diciembre de 2010

ACERCA DE UN RECORRIDO PEDAGÓGICO

Os invito a que veais con detenimiento este vídeo de DANIELLE COOPER. Sé de ella lo mismo que vosotros estais viendo. Pero muchas enseñanzas podemos sacar.Os escribo mis conclusiones u ocurrencias después de haberlo visto unas cuantas veces. Y que conste, que cada vez descubro algo nuevo.
Debe ser un recorrido Hunter moderno, muy del estilo de mi prueba EquiQ.
A continuación mis conclusiones.

video

-Es una mezcla de recorrido de salto con recorrido de doma, sin letras, pero con transiciones a los tres aires entre los saltos.

-Primer dato que nos aporta la silueta del caballo (el “frame” de los americanos): posición del cuello y cabeza exactamente la misma a lo largo de todo el recorrido, incluídas las transiciones, la aproximación al salto y la recepción del mismo. Sólo estira el cuello durante la parábola del salto porque es el único momento en que el caballo no apoya ningún pie en el suelo (lógico). Pues tan lógico como esto es dejar que “emplee” el cuello sólo –como decía antes- cuando no tiene ningún pie en el suelo. Al primer jinete que recuerdo capaz de salir del salto con el caballo ya equilibrándose, fue al incombustible HUGO SIMON montando a Apricot. Yo juraría que fue el pionero en esta inmediata recuperación del equilibrio después del salto. Sigue siendo dificilísimo hacerlo medianamente bien. Para aprenderlo pronto, están estas pruebas entre las que incluyo a mi EquiQ, de la que estoy orgullosísimo. Es mi aportación a la pedagogía de la Equitación. Ni de salto ni de doma, sino deportiva y de respeto al caballo.

-Las transiciones las hace manteniendo cuello y cabeza en la misma posición: al caballo, el cambio de equilibrio no le queda más remedio que hacerlo con los pies

-Las dos transiciones trote galope las hace saliendo en trocado, primero a la izquierda y la siguiente a la derecha

-Las ayudas o señales de la amazona, totalmente invisibles: “que el caballo lo sienta pero que nadie lo vea”

-A la salida del caer y batir da dos trancos de galope y cae perfectamente al trote. Los dos saltos siguientes son los únicos en los que el caballo no pone los antebrazo totalmente horizontales>; señal de que está un poco más sobre las espaldas. Casi diría el propio del trote

-En el último salto se aprieta un poco pero sin llegar a correr ni a cambiar la silueta (el “frame”). Apretar el culo –impulsarse más- no tiene que ser correr. Impulsión y velocidad son dos conceptos totalmente distintos y muy fácil de confundir en la práctica. Y el que esté libre de pecado que tire la primera piedra.

-Detalle importante: Danielle, apenas si baja el talón, luego no hace fuerza sobre el estribo; luego no bloquea la articulación; luego no pierde en absoluto el equilibrio en ningún momento

Paz y espero que os sirva a alguien



2 comentarios:

  1. Cura cada día me soprendes más, haces fácil lo difícil, imagino que es porque es lo que deseas para los caballos -que les hagamos más fácil su trabajo- y ya que ellos no pueden hablar lo haces tú por ellos -pienso que estarían muy de acuerdo en que fueras tú su interlocutor-; vuelves a reiterar que las transiciones se han de hacer manteniendo cuello y cabeza en la misma posición, o dicho de otro modo, que no encogamos nunca a los caballos -para ello debe confiar en nuestra mano- y no puedo estár más de acuerdo contigo, si encogemos el cuello-balancín,
    "se rompe la goma" -la necesaria eutensión elástica de las riendas- y ya no podemos, como dice steinkraus, "jugar con los trancos de nuestro caballo como si fuera un acordeon", tú buscas por encima de todo -pues sabes que es esencial- el equilibrio y el buen equilibrio físico del caballo -como en el humano- está en los pies; también dices que sólo la articulación abierta -ni fuerza ni bloqueos- del talón es la que consigue el equilibrio -sencillamente brillante- es, como tú dices, un detalle, pero no hay que olvidar que un detalle no es algo que no tenga mucha importancia, sino más al contrario, es algo que completa y, por tanto, si no está el detalle está inacabado, aprendo mucho contigo y por ello te doy las gracias, un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Jose.

    Hay dos aspectos más que me gustaría destacar pues los considero importantes.

    - la soltura del caballo durante el trabajo que pienso que es fundamental para mantener la disponibilidad del caballo y su permeabilidad durante el recorrido.

    - ls capacidad del caballo de atender a las indicaciones del jinete al tranco siguiente a la recepción como consecuencia del mantenimiento del control en el momento del salto.

    Me gustaría ver al caballo un poco mas activo de los pies y con más tensión (de la buena). La amazona, un ejemplo a imitar.

    En cuanto al tipo de prueba, didáctica a más no poder, tomo nota para los entrenamientos en casa.

    Un abrazo. Marcos

    ResponderEliminar